Semana Santa

Actualmente la Semana Santa no es vivida con tanta intensidad y devoción, es una fiesta de la que sólo disfrutan de su tradición aquellas personas creyentes de la localidad.

Ya se está perdiendo en muchas familias el guardar ese tiempo de vigilia en el que no se puede comer carne y el bacalao es el alimento por excelencia. Aunque aún se ven algunas personas mayores llenar sus cestas de bacalao en esta época.

Domingo de Ramos

La Semana Santa da comienzo con el Domingo de Ramos. Esta fecha era aprovechada por muchos mocitos de la localidad para declararse y “tirarle los tejos” a las mocitas. La madrugada del domingo se dedicaban a pintar, con hierbas y azulillos (letreros de temas amorosos, ramos, etc.) las fachadas de las casas. A la mañana siguiente aparecían las fachadas pintadas y sus dueños tenían que quitar los letreros y encalarlas para que estuviesen blancas para la semana santa. Se cree que por este motivo la mayoría de las personas del pueblo pintan sus casas por esta época.

Jueves y Viernes Santo 

A principios de siglo no había procesión en el pueblo y la gente iba a ver las que salían en Écija y Pama del Río.

Era costumbre el Viernes Santo avisar a los feligreses con una matraca, la hora de la misa. El monaguillo iba con la matraca por todas las calles del pueblo haciendo ruido.

A mediados de siglo (después de la guerra) comienzan las primeras procesiones de semana santa en la localidad.

El Viernes Santo, era y es el día que con más intensidad se vive en la localidad. La hermandad ha sido la que a lo largo de los años se ha encargado de preparar la procesión. La mañana del viernes unas cuantas mujeres se encargan de arreglar los pasos. En los últimos años se está convirtiendo en tradición adornar el paso de la Virgen con flores y gladiolos blancos y el del Señor con claveles rojos (antes las flores de los pasos eran de plástico). La imagen del cristo sale a hombros de mujeres y la de la Virgen a hombros de los hombres (en sus orígenes ambas imágenes eran portadas por hombres).

Una tradición que se ha recuperado recientemente es el acompañamiento de nazarenos (vestidos de lila y negro)

Desde siempre el recorrido de Nuestra Señora de los Dolores y el Cristo de la Expiración han realizado ha sido el mismo. El recorrido es el siguiente: bajan por la calle Fuente y suben por la calle Currito, al llegar a la plaza la imagen del cristo entra por la derecha y la de la virgen por la izquierda. Durante el recorrido se escuchan algunas saetas.

Sábado de Gloria

En un principio el sábado santo era llamado sábado de gloria, ya que se creía que se había producido la Resurrección del Señor.

Por la mañana las campanas de la iglesia repicaban a gloria durante varias horas.

Era costumbre, que mientras tocaban las campanas la persona que tenía un hijo pequeño lo pusiese a andar. Se pensaba que si se hacía esto con los pequeños, comenzarían antes a andar.

Domingo de Resurreción

El domingo de Resurrección es llamado también Domingo de Pascua o domingo de los huevos de pascua.

Una tradición que aún sigue vigente en la localidad es la de salir los niños con unas bolsitas de crochet con un huevo duro pintado dentro y colgadas al cuello. Se cree que esta tradición la trajeron consigo los primeros colonos que llegaron a estas Nuevas Poblaciones, ya que en Alemania también existe esta tradición.

Fiestas